¿Qué quieres buscar?

Mira por donde he estado.

El día que NO recorrí Vietnam en moto

Así entré en Vietnam:

      – ¿Cuánto cuesta dar una vuelta en el Segway?
      – 30.000 Dongs media hora
      – Te presento mi oferta: no te doy nada y me dejas probarlo 10 minutos
              – De acuerdo

Ese día decidí que, cuando vuelva a España, seré profesora de couching y enseñaré a la gente a cómo convencer de lo que sea a quien sea: política que lo llaman.

Gente en Vietnam

Por las calles de Saigon

Llegué a Vietnam con muchas expectativas por recorrer sus divinos parajes de sur a norte en moto: era demasiado poco tiempo para hacerlo, optamos por el Open Bus Ticket que te va parando en determinados puntos de una ruta determinada, algo muy aplaudido por muchos pero que a mí no me dijo mucho.

Moverse por Vietnam

Moviéndonos por Vietnam

Llegamos a un país lleno de propaganda comunista que recordaba en su estética a Goodbye Lenin, y que tenía debajo de sus carteles llenos de orgullo rojo un MacDonalds o Starbucks: al final la pela es la pela siempre.

Vietnam estaba on fire porque en pocos días se celebrarían las elecciones generales en un país en el que sólo hay un partido que se presenta a las mismas.

Elecciones en Vietnam

Propaganda en la que se ve a votantes con el único voto posible en sus manos

Comunismo en Vietnam

Junto a la representación comunista por excelencia encontramos una gran M: imagino que haga referencia a Marx (Karl)

Hicimos Couchsurfing la primera noche y dormimos en el suelo: la segunda noche fuimos a un hostel (2,50€ la noche).

Lo que más nos interesaba de Ho Chi Min (aka Saigon) eran los Cu Chi Tunnels, ahí donde los vietnamitas libraron la batalla contra los soldados americanos en la guerra de Vietnam.

Del mismo modo que los Killing Fields de Camboya me encantaron, esto me pareció una estafa: lo han convertido en una atracción turística en la que poco queda de los túneles originales y en donde el guía, que debía haber quedado con la novia, nos dejaba unos 3 minutos para cada cosa a visitar.

Cu Chi Tunnels

Cu Chi Tunnels turistas

Y así, ni cortos ni perezosos, cogimos el Open Bus Ticket (por el que pagamos 30€) para dirigirnos, viajando de noche, a Nha Trang (mirar cómo se escribe).

Imaginaos Benidorm pero en más feo y lleno de rusos, pasemos al siguiente destino.

Nha Trang

Nha Trang, feo lo mires por donde lo mires

Nha Trang

Aunque siempre están ellos

De ahí nos fuimos, de noche también, a Hoi An, un sitio divino lleno de calles preciosas, tranquilo y relajado, en donde miles de farolillos iluminan la pequeña ciudad cada noche, con una playa muy grande en la que puedes estar solo si te alejas de la llegada en la que se agolpan los turistas.

IMG_8171

Así son los barquitos de pesca en Hoi An

Hoi An Vietnam

Naturaleza muerta

Hoi An Vietnam

Por las calles de Hoi An

Hoi An, Vietnam

Cae la noche en Hoi An

Hoi An Vietnam

Spot my boy

Hoi An Vietnam

Un puente con mucho encanto

Hoi An Vietnam

A la orilla del río

Hoi An Vietnam

Calles coloridas

Hoi An Vietnam buses

Trabajando a destajo en la estación de buses

Nos hospedamos en un hotel muy cuco, nuevo, en donde nos daban bicis gratis, con unas vistas preciosas y por el que pagamos 3€ cada uno (si regateo, regateo a lo grande).

Hoi An Vietnam

Por la mañana trabajando

Hoi An desayuno Vietnam

El desayuno

Hoi An desayuno Vietnam

Mientras desayunas

De nuevo, de noche, partimos hacia Hue, una pequeña ciudad colonial que te encuentras subiendo más hacia el norte. La parte colonial es muy bonita, pero si no tienes tiempo, te lo puedes saltar.

IMG_8242 IMG_8264 IMG_8357 IMG_8368

Hue Vietnam

Turistas

IMG_8206

Por cierto, en Vietnam es típico comer bocadillos por la calle que están muy buenos y que cuestan 35 céntimos de euro.

También sus diversas sopas de noodles o arroz son muy conocidas y apreciadas: nunca comimos o cenamos por más de un euro.

Ya desde ahí nos marchamos al norte, a la capital, en donde dormimos por 2 euros básicamente para ir desde ahí a Halong Bay, una de las bahías más bonitas y conocidas del mundo en donde navegamos dos días y una noche.

La gente pagaba desde 50 hasta 200 euros: nosotros pagamos 35€ y gracias, porque la verdad es que la bahía te deja sin palabras, pero la cantidad de barcos que hay alrededor le quita parte de la gracia (si vas por tu cuenta puedes tener más suerte con las vistas).

Igualmente, es precioso y hay que ir.

Halong Bay Vietnam

Foto muy original -.-

Halong Bay Vietnam

Si esperas durante un rato puede llegar un punto en el que no veas barcos para la foto

Halong Bay Vietnam

Bonito igualmente

 

En Hanoi puedes encontrar el cuerpo de Ho Chi Min embalsamado (los comunistas son así). Dos meses al año se lo llevan a Rusia para conservarlo, así que asegúrate antes de ir de que está si te interesa verlo.

Es una ciudad que está bien para pasar un par de días (a no ser que vayas a un hostel que te da 3 noches al precio de 2, que se puede aprovechar).

Sin más, las ciudades de Vietnam no me dicen mucho.

Ho Chi Min Vietnam

Albert y sus fotos bonitas

Hanoi Vietnam

Un hotel con nombre de culo

Hanoi Vietnam

Comer en Vietnam 🙂

Hanoi Vietnam

Su lago con su castillo

Hanoi Vietnam

Locales a los que te encuentras en la calle bebiendo y con los que te quedas a pasar el día

Lo último que hicimos en Vietnam fue ir a Sapa, y esto sí mereció la pena. Éramos un grupo de 5: mi Albert, Isi (quien vino desde España a pasar un mes con nosotros), y dos chicos mexicanos encantadores con quienes pasamos unos días increíbles.

Sapa Vietnam

El grupo de Sapa

El primer día alquilamos unas motos y recorrimos todos los alrededores del norte del país a los que puedes acceder desde Sapa: es la mejor manera de recorrerlo (yo pasé de la bici al coche, he alquilado aquí por primera vez motos y voy como Perico por su casa, llevo a gente e incluso motos automáticas: sin problema para los que queráis hacerlo). Alquilar una moto en Sapa debería salirte por unos 3 euros al día (igual que dormir), y llenar el depósito es muy poco.

Hay varias cataratas a las que llegar en moto. La más grande, en la que te bañas, costaba bastante, por lo que decidimos coger un camino de montaña que había al lado: ese camino fangoso y arriesgado nos llevó hasta la catarata de sorpresa, fue mucho mejor hacerlo así.

Sapa Vietnam

Los locales de las montañas son así de auténticos

Sapa Vietnam

La gran catarata

Sapa Vietnam

No podíamos no saltar

Sapa Vietnam

Los tres mosqueteros

Sapa Vietnam

Sapa y sus alrededores

Sapa Vietnam

Locales

La gente va a Sapa para hacer un trekking con alguna tribu local y quedarse en sus casas en medio de algún paraíso perdido en la montaña. Nosotros fuimos con Mamasí, a la que llamábamos mamasita, un auténtico elemento.

Trekking Sapa

Aquí tenéis su contacto: LLAMADLA SI VAIS

Un trek de dos días y una noche con una de las maravillosas mujeres locales puede costarte unos 30 euros por cabeza, nosotros negociamos 10 euros por cabeza (aunque luego, como era tan maravillosa, gastamos bastante más dinero comprándole cosas), con trek incluido, comida, cena, estancia y desayuno. Obviamente, no esperes grandes lujos en su casa… ¡O sí!

Lo primero que nos sacó al llegar a su casa fue una bolsa llena de Marihuana, algo que mis acompañantes agradecieron. La subida a su montaña estaba llena de campos de Marihuana:

Marihuana en Sapa

Marihuana en Sapa

Mamasí es un personaje que debería llevarse el Oscar al personaje del año. Cuando estábamos subiendo ladera arriba nos dijo que no pagáramos un fee que había que pagar al entrar a uno de los pueblos de montaña que cruzamos: seguid para adelante como si no entendierais.

Por ello, gran parte del trekking nos lo tuvimos que pasar escondiéndonos en matorrales y escalando más que haciendo trekking, atravesando también patios particulares de gente para esquivar a la policía que nos buscaba.

Sapa trek vietnam

Todo el camino es una gran fuente fotográfica

Otra de las cosas que nos encontramos en el trekking fue un camioncito que no podía subir y que tenía toda su mercancía descargada en la carretera (por llamarlo algo, porque eran todo caminos fangosos encharcados intratables y muy empinados, imposible para los vehículos). Rápidamente empujamos entre todos el camión para que pudiera subir esa pendiente e hicimos una cadena para ayudarles a meter la mercancía de nuevo en el mismo mientras Mamasí se metía las botellas que había descargadas del camión en su vestido.

Sapa Vietnam

Después de la épica proeza toca descansar

Finalmente llegamos a casa de Mamasí tras unas 6 horas de trekking. Conocimos a su maravillosa familia, a sus vecinos, disfrutamos de las vistas de película que tenían, recorrimos los campos de arroz, vimos el atardecer…

Sapa Vietnam

La preciosa hija de Mamasí

Sapa Vietnam

Sunset

El resto de la tarde el grupo le dio muy buen uso a las “hierbas curativas” que nos sacó y le ayudamos a preparar la buenísima cena que nos preparó, toda con productos locales y de su huerto. Y lo mejor de todo: EL HAPPY WATER. Todas las aldeanas tienen botellas de agua en su casa cargadas con un licor que ellos mismos preparan y que tiene mucho alcohol (por eso lo del happy water, agua feliz, que su marido ya no toma porque la semana anterior se cayó borracho al estanque de los patos).

A Mamasí le encantaba beber y, por cada chupito de Happy Water que se bebía, uno más nos tocaba a nosotros (aunque no quisiéramos). Más de una botella nos tuvimos que acabar, afectados nosotros, ella tan normal. Una velada insólita que nadie se debería perder.

Sapa Vietnam

Happy Water (no te dejes engañar por la marca de Aquafina)

Sapa Vietnam

Cuando tienen dolores se curan unas a otras pellizcándose el cuello

Sapa Vietnam

Y como buenos guiris, queríamos probarlo todo

Sapa Vietnam

La exquisita cena en casa de Mamasí

Sapa Vietnam

Campos de arroz

Al día siguiente unos pancakes de desayuno, descenso del trekking, lágrimas de adiós con Mamasí, y a disfrutar de los últimos días juntos con nuestros mexicanos favoritos.

Sapa Vietnam

Descendiendo

Un día después, cartel en mano y de nuevo en la carretera haciendo autostop para llegar antes del anochecer a Laos.

De ilusiones se vive: nos cogió un camión gigante y de lujo por dentro, con el que recorrimos 30 kilómetros en tres horas por toda la carga que llevaba… Tardamos 3 días en llegar a Laos y cogiendo, finalmente, un bus que nos llevara porque el autostop no funcionó tan bien como en Camboya.

GOOD MORNING VIETNAM!

Comentarios

Comments are closed here.