¿Qué quieres buscar?

Mira por donde he estado.

Japón y Hong Kong no son lo mismo

Qué pensarán de nosotros en Japón pon, debe ser bueno lo que piensen en Japón pon, Ricky la pegó con el chiqui bon bon y hasta en Hong Kong se escucha reguetón ton. Estúpido, Hong Kong está en China, no importa pero pegó la focking gasolina…

Es llegar a Japón y cantar automáticamente esta canción de Calle 13 sin parar, y ya, si después de Japón vuelas a Hong Kong, ¿qué te voy a contar?
Lo más característico de Japón: mi hermana y Maru llegan para viajar conmigo un mes (mi hermana dos semanas solamente).

Palace Japon

El kivi team

Si algo tienen los japoneses es que son personas limpias, muy limpias: ya quisiera tu madre tener los cubiertos de casa tan limpios como están las calles de Japón. ¡Y no tienen papeleras en ninguna parte!, lo cual tiene más mérito (se meten la basura en el bolso u objetos capaces similares). Además, por si esto fuera poco, si vas por ciudades que no son Tokio, verás a las Patrullas Basura: es gente vestida de oficina, bien guapos y arreglados, recogiendo basura de las calles en grupos (imaginamos que las empresas darán un tiempo al día a los trabajadores para ir a limpiar). Van con bolsas y pinzas para recoger pequeños resquicios de lo que haya en el suelo: están en otro nivel.

Japon Osaka

Por poner algo ya que la Patrulla Basura se nos escapó varias veces

Japón es el país ecléctico por excelencia, mires a donde mires: combina lo más bizarro en construcciones y gentes, con las comidas más curiosas y exquisitas, y costumbres y modas dignas de enmarcar.

Japon

Gente rara en Japón

Y algo que no os va a sorprender: Japón es caro, muy caro. Para mí, que vengo de sudeste asiático gastando 500 euros al mes, los gastos han sido entre 5 y 6 veces mayores (y sin hacer cosas caras), pero Japón es lo que tiene. Para que os hagáis una idea, los billetes más pequeños que te da un cajero son de 100 euros, no los tienen más pequeños.

La fruta es extremadamente cara: dos melocotones 7 euros, un melón 24 euros, un plátano 1 euro… Las explicaciones a esto son contradictorias: una es que están asociadas a productos de lujo y se regalan con las bolsas de Navidad junto al Whiskey, y la otra lo orgánico de las mismas y los procesos que tienen que superar para llegar a la tienda. Eso sí, la pinta que tienen esas frutas que, por supuesto, NO PROBÉ, no tiene nombre.

Precios en Japon

A las pruebas me remito

Por cierto, que ¿cómo hago para sacar dinero por el mundo? Soy de EVO, que me permite sacar sin comisión en el 90% de cajeros del mundo (una vez me cobraron una comisión en Gambia de 12 euros por sacar dinero, pero nunca me han vuelto a cobrar y es muy idóneo para aquellos que viajan).

Cómo moverse por Japón

La forma más rápida y quizá la más económica es usar el Railpass, con el que puedes moverte en trenes de alta velocidad entre las ciudades del país, usar el metro de Tokio (que es carísimo dependiendo de lo lejos que te muevas de donde estés), buses turísticos, algún Ferry a algunas de sus islas y algo más.

Railpass Japon

Una vez comprado desde tu país,, tienes que ir a una estación a activarlo y que te den esto

Lo puedes comprar previamente y te enviarán toda la info a tu casa de España o Cataluña y ahí encontrarás todos los sitios en los que lo puedes usar. Nosotras lo sacamos de una semana y nos costó 235€ (los días antes y después de esa semana los hicimos caminando o tomando otro transporte: el Railpass entra en funcionamiento el día que lo empiezas a usar). Lo puedes sacar de más semanas en función de lo que te quedes y, obviamente, el precio subirá.

Un viaje por Japón: Osaka y Nara

La primerísima impresión de Japón no fue buena, no os voy a engañar. Yo llegaba de Sudeste Asiático, en donde los paisajes naturales te embelesaban cada día, y de pronto me encuentro con inmensas ciudades llenas de edificios inmensos, una detrás de otra y sin distinción: fue duro.

Yo llegué un día antes que mi hermana y Maru, por lo que me fui a vivir una experiencia realmente nipona: dormir en un futón en un hotelucho típico del país (esto fue lo más barato que encontré y pagué 9 euros, el resto lo hicimos en los hoteles y AirBnB más baratos que encontramos, y fueron 40 euros la noche cada una).

Japon dormir

Futones de Japón

Una vez reunidas a la mañana siguiente, comenzamos nuestra rutina viajera: caminar ciudades inmensas como si no hubiera un mañana: kilómetros y kilómetros cada día para poder disfrutar de cada rincón y de la gente del camino.

Osaka es una ciudad sin más. Está bien para comenzar a conocer un poco el ritmo de vida y costumbres japonesas, visitar algunos templos interesantes y ver por la noche la iluminación de del centro de la ciudad en torno al río.

Cenar en Japon

Típico restaurante de barrio de Japón

Osaka visita

Hay algunos monumentos y palacios que visitar en Osaka

Comer en Osaka

Gastronomía japonesa

Osaka por la noche

Osaka de noche

Pero la parada en esta ciudad la hicimos para poder ir desde ahí a Nara, en la región de Kansai (una de las más tradicionales de Japón).
Nara es muy bonito, en donde se respira más un ambiente tradicional huyendo un poco de las grandes ciudades, especialmente por el parque que tiene la ciudad: es muy tranquilo y natural, con cientos de ciervos caminando contigo viviendo libres, bonitos paisajes y algún palacio y construcción tradicional nipona. Merece mucho la pena visitarlo.

Que hacer en Nara

Con Bambi

Construcciones en Japon

Tradición nipona

Parques de Nara

Esos parques…

Viviendo la historia: Hiroshima

Si hay una parte de la historia reciente que me fascina (en el peor y más curioso de los sentidos), es la Segunda Guerra Mundial. La atrocidad de las bombas atómicas siempre es algo que ha escapado a mi entendimiento, una incertidumbre que se acrecienta cuanto más conozco sobre los hechos.

No creo necesario hacer una introducción histórica de lo que fueron las bombas atómicas lanzadas sin ningún tipo de justificación por nuestros amigos los americanos sobre Hiroshima y Nagasaki: todos lo hemos estudiado.

Museo Hiroshima

Así quedó la ciudad después de que estallara la bomba

240.000 vidas arrasadas en segundos, un lamentable record que, haciendo un repaso por los últimos años de historia y guerras, parecen querer superar y que, sin duda, pasará si Donald Trump llega al poder.

Debates políticos aparte, Hiroshima no es como otros focos de terror en otros países: son japoneses, le sonríen a la vida y son fuertes. Se han negado a sucumbir al horroroso sentimiento de rencor y recuerdo constante. En Hiroshima no respiras en cada esquina la tragedia que hizo desaparecer a la ciudad hace 70 años: si nadie te hubiera hablado en tu vida de la Segunda Guerra Mundial, no sabrías que algo horrible pasó en esa ciudad.

Duomo en Hiroshima

El duomo en recuerdo de aquel fatídico 6 de agosto de 1945

Hiroshima curó sus heridas, se reinventó y se convirtió en una ciudad más de Japón, con altos edificios, mucha economía y altamente desarrollada.
Hay un pequeño espacio de la ciudad reservado a la masacre, el Peace Memorial, epicentro de la bomba con el histórico Duomo como recuerdo y un museo en el que te cuentan historias personales de quienes sobrevivieron a la bomba.

Museo de Hiroshima

Algunos de los restos que se mantienen en el museo

Es duro y desolador, pero necesario.

Desde Hiroshima nos fuimos a la isla de Miyajima, una escapada a un pequeño paraíso por el que pasear y hacer pequeños trekkings por su encantador bosque. El Ferry que te lleva a la isla lo puedes coger con el Railpass.

Miyajima

Parque de la isla de Miyajima

Japon Miyajima

Merece la pena visitar el país aunque no sea la época de los cerezos en flor

Miyajima parque

Precioso parque lleno de rincones

Kioto, nuestro lugar favorito

Al llegar a Kioto te parece una ciudad más llena de edificios, pero sólo necesitas unas cuantas calles para llegar a un Kioto diferente. Una parcela de la ciudad llena de calles que te enamoran al primer contacto, haciéndote creer que estás en un mundo diferente alejado de la ciudad, con lo más tradicional de Japón reunido en torno a un río que es protagonista de los mejores momentos de cada día.

Casas de Kioto

¿Nos quedamos a vivir aquí?

Puntos de interes en kioto

Cientos de sitios tradicionales que visitar

Calles de Kioto

Esas calles…

Kioto historia

Pequeños rincones de la ciudad

Además, en Kioto hay cientos de cosas que visitar: palacios, templos; el absolutamente maravilloso bosque de bambú en Arashiyama, el Sagano Bamboo Park (al que tienes que ir en tren fuera de Kioto); su mundialmente famoso y fascinante Fushimi Inari-Taisha, santuario dedicado al espíritu de Inari y muchísimo más.

Parque de bambu en Kioto

Sagano Bamboo Park, parque de bambú: maravilloso

Fushimi Inari-Taisha naranja en Kioto

Fushimi Inari-Taisha en Kioto

Y llegamos a Tokio, con Hakone y Yokohama

Tokio es la ciudad que te imaginas: el New York con tintes nipones en el que te puedes encontrar de todo. Lo más pintoresco del país se reúne en esta enorme urbe sin fin.

Tokio times square

El Times Square de Tokio

Tokio tiene historia y tiene historias. Tiene creppes dentro de los que meten trozos de tarta a prueba de cualquier estómago; tiene a gente que viste por sus calles como ni en las películas podrían retratar; tiene una torre Eiffel particular; tiene bares que conciertan citas a ciegas en los que, si eres un poco avispado, te cuelas a compartir ese momento absolutamente irrepetible con ellos; tiene un perro muy famoso (te reto a decirme por qué); tiene una oferta gastronómica ilimitada (¿Bea?); tiene carreras de karts conducidas por Super Mario Bros y sus secuaces por las calles de la ciudad; tiene artistas rapeando, bailando o cantando por las calles por todas partes; tiene karaokes; tiene a Tupac grafiteado en una esquina de sus calles; tiene Kawagoe a tiro de piedra… Tokio tiene magia.

Tupac en Tokio

Paseando por las calles, le encuentras en una esquina escondido: Tupac Shakur

Princesas en Tokio

Para los que aún sueñan

Hachiko Tokio

Hachiko, el perro que esperó a su dueño fallecido en la estación de Shibuya durante años

Torre Eiffel Tokio

Una torre Eiffel de estilo japonés

Moda en Tokio

¿Veis a los del fondo? Vaya atuendos…

Carreras de karts en Tokio

Los karts preparados para salir entre todo el tráfico

Comer en Tokio

Hay que cuidarse con la dieta más sana del planeta

Además, desde ahí vas a Hakone a ver o escalar al monte Fuji (a no ser que esté nublado y no puedas ni verlo desde lejos, como nosotras: asegúrate antes de ir porque el trayecto hasta ahí no es barato).

También puedes escaparte a Yokohama, en donde cada tarde hay un increíble espectáculo de fuegos artificiales y en donde puedes perderte por la ciudad durante día y noche.

Monte Fuji

Por ahí de fondo, en alguna parte, está el Fuji -.-

Yokohama

Yokohama de noche

Hakone animales

Perro león en Hakone: Japón

Hakone y monte Fuji

El lago de Hakone con el barco pirata

Mis días en Japón los acabé de la única manera que podía acabarlos: cenando comida muy local (y no, no todo es Sushi) y en el Karaoke con mis amigas de España y mis amigas de Japón (Tomoka y Riza).
¿He mencionado ya lo maravillosas que son mis amigas de Japón y de Corea?

Pero, ¿qué se nos ha perdido en Hong Kong?

Realmente nada. Bajábamos para Indonesia y nos pillaba “de paso”, y la sorpresa fue mayúscula. Hong Kong se presenta en nuestras mentes como un montón de acero que sube y sube al cielo, lleno de hombres de traje y de negocios y dinero.

La llegada en avión fue espectacular:

Hong Kong actividades

Montañas y lagos rodeando Hong Kong

Nunca hubiera esperado que Hong Kong estuviera rodeado de espectaculares montañas en las que hacer diferentes y preciosos trekkings, con lagos en sus corazones y grandes espacios naturales.

Visitar Hong Kong

Grandes campanas de incienso decoran la isla

Además, desde Hong Kong puedes ir a varias islas (a las que llegas rápidamente en un barco que es muy barato, alrededor de 1 euro), como a Lamma, una preciosa y pequeña isla alrededor de la cual puedes caminar haciendo un pequeño trekking y que te recordará mucho a Mallorca (no te quedes en la playa, no es ni bonita ni limpia: lánzate a recorrerla).

Playa de Lamma

No te dejes engañar por el filtro: es fea y sucia

Trekking en Lamma Hong Kong

¿A que parece Mallorca? O aún mejor: Cantabria

Y ya que estás en Hong Kong, ¿por qué no acercarte a Macau? La conocida como Las Vegas asiática tiene mucho más que ofrecer que gigantescos casinos (que, si has estado en Las Vegas, te parecerán muy poca cosa): es una antigua colonia portuguesa llena de pequeños lugares muy interesantes que visitar, con mucha historia y preciosas construcciones que te recordarán a la época colonial.

San Pablo en Macau ruinas

Ruinas de San Pablo en Macau

Macau China

Salir de Asia y volver a Europa

Pasar la tarde en Macau

Señoras… sí, también en Macau

Casinos en Macau

Casinos de Macau

Ojo, que los que sois aficionados a tener sellos de distintos países en vuestros pasaportes, no conseguiréis el de China ni en Hong Kong ni en Macau: tienen un tema tenso ahí (lo llaman “Un país, dos sistemas”).

Los cantoneses van a Hong Kong a mendigar (dicen, por la plenitud económica de la isla), y las asistentes del hogar libran los domingos, momento en el que TODAS se reúnen en todos los parques o carreteras de la ciudad cual domingueras, sin olvidar su música, sus palos selfies, sus picnincs y todo lo que se os ocurra.

En domingo también acabó nuestra aventura por tierras extremadamente caras para volver a la dulce economía del sudeste asiático: Indonesia, nos vemos en un ratito.

No quiero olvidar estos consejos y curiosidades que os vendrán de perlas:

– Lo más importante en Japón: los baños. Sí, te limpian el culo aunque sea el baño más cutre de Japón. Te limpian y te secan, e incluso tienen un botón de música que, si aprietas, hace sonar el sonido de la cisterna cuando tiras para que los de al lado no oigan lo que estás haciendo.

– Los japoneses son majos, serviciales hasta el límite aunque apenas hablen inglés: un país del primerísimo primer mundo y no hablan inglés… No lo necesitan, así son ellos.

– Según he leído, los japoneses, cuando se hacen viejos se vuelven locos, insoportables e irrespetuosos, cansados de una vida tan forzadamente educada y reprimida: yo no lo he podido experimentar.

– Son sanos, muy sanos, y no sólo por su comida: cuando pasees por todo el país y tengas que esperar en estaciones o en donde sea, te vas a percatar de que NO HAY BANCOS NI ESCALERAS MECÁNICAS, es muy difícil encontrarlos y muy saludable que carezcan de ellos… Así viven tantos años y tan sanotes.

– Las botellas de agua grandes son más baratas que las pequeñas, así que compra grandes y rellena las pequeñas.

– No hemos oído un coche pitar en dos semanas: de nuevo, están en otro nivel.

– Cuando tienen citas, se visten con los trajes típicos japoneses y les ves pasear por la calle muy curiosos.

– Pero no todo podía ser bueno en Japón: se fuma como en España, se fuma mucho y es bastante asqueroso que te fumen al lado cuando estás cenando (y el tabaco tiene el mismo precio que en España, enhorabuena fumadores).

Comentarios

Comments are closed here.