¿Qué quieres buscar?

Mira por donde he estado.

El día que descubrí las 3 Guayanas, Trinidad y Tobago y Aruba

Las 3 Guayanas: Guyana, Surinam y la Guaiana Francesa, un viaje a lo desconocido

Existen 3 países pequeñitos al norte de Brasil cuya existencia casi todos desconocen. Son las 3 Guayanas, lo que viene siendo Guyana (que antes era de los ingleses), Surinam (que era de los holandeses) y la Guaiana Francesa que era y es francesa: es muy curioso entrar en la Unión Europea de repente en esta parte del mundo.

Hace años, cuando descubrí que estos países existían, decidí que algún iría sólo porque (casi) nadie va. A diferencia de todos los países de esta zona del mundo, no fueron colonizados por la península ibérica, por lo que las diferencias con el resto de Sudamérica se palpa en cuanto los pisas.

Guayanas en Sudamérica

En este mapa de Wikipedia puedes localizarlas

Entré a Guyana desde Boa Vista, en Brasil, tras venir de Venezuela, ya que no hay frontera con el país aniquilado por el chavismo.

Lo hice a dedo y tuve mucha suerte porque, una vez que llegas a Lethem (primera ciudad o pueblo en Guyana), lo próximo hasta Georgetown son 600 km de absoluta nada en un camino sin asfaltar por el que no transitan coches. El trayecto es de casi un día por las condiciones de esta “carretera”, algo que se puede convertir en una semana si llueve y además vas en camión.

De Lethem a Georgetown

El camino que deja Lethem y lleva a Georgetown

Guyana: Georgetown, Weldaad y más

Guyana es un país con muchos pequeños tesoros escondidos pero prácticamente inaccesibles. No está preparado para el turismo ya que no hay. La población se divide entre africanos e indios casi por igual (los poco nativos americanos que hay están en aldeas del interior del país).

Diré, tras dos años de viaje por el mundo, que Guyana es un sitio peligroso, realmente lo es, especialmente Georgetown. Si quieren hacerte algo, les va a dar totalmente igual que sea de día y estés rodeado de gente: te lo hacen y nadie hace nada. No es que te vaya a pasar en cada esquina, pero hay que andar con mucho cuidado y no salir a la calle cuando caiga la noche, en serio, lo digo por una experiencia propia que no relataré por si mi familia lo lee.

Georgetown, Guyana

Con unas colegas en Goergetown

Georgetown es una ciudad con encanto, diferente, en un par de días lo tienes cubierto.

Por las calles de Georgetown

Por las calles de Georgetown

Saint George´s Cathedras La iglesia de madera más alta del mundo

Catedral de San Jorge, la más alta del mundo (de madera) y en reparación desde a saber cuándo

Ayuntamiento de Georgetown

Ayuntamiento de Georgetown

De ahí me marché a Weldaad, un pueblo con 4 casas y cabras, en donde pude a vivir el ambiente más rural. Estuve bastantes días allá y visité varias pueblos del alrededor. El paisaje es maravilloso, lleno de palmeras, colores preciosos y atardeceres de foto.

Granjeros en Weldaad Guyana

El día a día en Weldaad

Guyana´s School

De visita en la escuela de New Amsterdam

La ruta más accesible para visitar las Guaianas es la carretera que las recorre por el norte, que es lo que yo iba haciendo, así que por esta misma ruta llegué a la frontera con Surinam (con otro incidente con un local agresivo de por medio), y ahí tuve que dar la vuelta y deshacer todo el camino hasta Georgetown a hacer mi tarjeta de turista, algo que le pasa a casi todos los turistas que van ya que no está muy claro que necesitemos esa tarjeta -.-

Georgetown a la frontera con Surinam

Menos mal que la ruta es bonita, ¡porque me quería morir!

De Lethem a Georgetown

Parte de la ruta entre Lethem y Georgetown

Al día siguiente volví a la frontera con Surinam, con mi tarjeta de turista de 30 euros, y cogí el Ferry (15 dólares) que cruza el río hacia Nieuw Nickerie, primer pueblo del país. Ya en el Ferry comencé a hablar con los conductores que cruzaban con sus coches y encontré a una señora que me llevó directa hasta Paramaribo, capital de Surinam, el país más verde del mundo.

Surinam

Paramaribo no es tan peligro como Georgetown, pero también hay que tener cuidado. Su población está dividida entre africanos, indios y, curiosamente, javaneses (Java, Indonesia, quienes llegaron cuando ambos países eran colonias holandesas). En el centro de la ciudad viven los que menos recursos tienen: los africanos, en donde también tuve un episodio con ellos.

Palmtrees garden Paramaribo

Como amante absoluta de las palmeras que soy, me pasé horas contemplándolas en el Jardín de las Palmeras de Paramaribo

Catedral de San Pablo y San Jorge en Paramaribo

Catedral de San Pablo y San Jorge en Paramaribo

Una de las mayores concentraciones de indios está en Meerzorg, al otro lado del río, donde yo me quedaba. Y los javaneses tienen también su propia área característica algo más alejada.

Meerzorg Paramaribo

A la derecha Meerzorg, a la izquierda el centro de Surinam

Coffee plantation Paramaribo

Casas en la antigua plantación de café de Paramaribo

Precioso Fort Zeelandia Paramaribo

Precioso Fort Zeelandia en Paramaribo

Surinam weather

Ciclones repentinos en Suirnam y cómo enfrentarlos

SUgar cane New Amsterdam Surinam

Interesantísima fábrica de azúcar abandonada en New Amsterdam. Un señor del lugar os acompañará y explicará

Se come bien y es barato. También pude visitar otros pueblos del interior gracias a unos locales que conocí y que tenían una casa en Casipora, toda una experiencia con los amerindios de la zona.

Surinam Casipora

Por las “calles” del interior del país: Casipora, Surinam

Groningen Surinam comer en Surinam

El mejor sitio para comer en Surinam, ese restaurante al lado del río en Groningen

Comer en Surinam

¿Qué será?

Comer en Surinam

Voilá, una exquisitez con verduras, bammy, soja y salsa de cacahuetes

Me gustó mucho Paramaribo. No tiene mucho pero era encantador con el Fuerte Zeelandia, New Amsterdam, algunas plantaciones… Además estuve en la temporada del Diwali, el festival de las luces hindú que llenaba las calles de actividades.

Diwali en Surinam

Shubh Divali: feliz Divali

Cena Divali

Divali es compartir, y te dan comida y dulces indios por todas partes

Cena Divali

NOs vamossentando todos y nos reparten la comida así

Divali en Paramaribo

Procesión de las luces y velas por las calles

Divali en Paramaribo

Pide un deseo

Una vez visitado todo lo que pude, me fui (a dedo) hasta la Guayana Francesa.

Guayana Francesa

Al dejar la frontera con Surinam, cruzas un río por 4 euros (yo no pagué nada porque iba dentro del camión en el que hice dedo) y llegas a Europa, así, en unos 5 minutos.

El primer punto es Saint Laurent du Maroni, en donde aún no se notan mucho las diferencias con los dos países anteriores, pero es dejar esta ciudad y ya todo son coches franceses con franceses dentro, gendarmería en las carreteras pidiendo papeles, un país revolucionado porque lo visitaba históricamente Macron y croissants au chocolat por todas partes 🙂

Hacer dedo en las Guaianas

Las buenas costumbres nunca faltan

Hay muchos franceses originarios de Francia que trabajan aquí porque cobran mucho más. Los nativos de la Guaiana tienen muchas quejas por estar “olvidados” por Francia y no tener los mismos recursos con los que cuenta la Francia enclavada en el continente europeo.

Aún así, obviamente la diferencia con las otras dos Guaianas es abismal: encuentras Carrefour aquí, no digo más. Tanto en Guayana como en Surinam, la gente se lamentaba de haberse independizado de Inglaterra y Holanda respectivamente, porque ahora son pobres mientras la Guayana Francesa, aún junto a Francia y Europa, sigue siendo rica.

Independencia Cataluña

¿Surinam o Guyana en España?

Remire Montjoly, muy cerca de Cayenne, fue mi primer destino. La capital de esta parte de Francia tiene playas, senderos, trekkings, un hostel abandonado desde el que ver la puesta de sol… El centro de la ciudad es también en donde viven los que tienen menos recursos que, como siempre, es población de color. En esta ciudad no hay tanto que ver, en un día lo tienes, pero hay miles de cosas (a precio europeo, del norte de Europa más bien) que visitar en todo el país, ya que es casi en su totalidad una reserva natural.

Playas Remire Montjoly Cayenne

Esta hermosa playa es lo más asqueroso que puedes pisar, pero queda bonita en la foto

Cayenne Remire Montjoly

Hostel abandonado en Remire Montjoly

Cayenne

Una silla gigante mirando al mar en Cayenne

Do not make caca, amén

Do not make caca: que no te cagues, vaya

Yo me fui (a dedo) a una villa flotante en el interior del país conocida como Kaw, en donde conocí a un chico que nos dejó dormir en su casa de madera flotante, en unas hamacas. Era un sitio espectacular que me recordaba muchísimo al Inle Lake de Myanmar: fue mi destino favorito en aquel país.

Kaw French Guayana

De camino al pueblo flotante de Kaw

Kaw French Guayana

Calles de Kaw, el mini pueblo

Kaw French Guayana

Fiesta improvisada en Kaw

También visité Cacao, otro pueblo del interior en el que habitan Hmongs, nativos de Asia que provienen de Laos y otros países que me enamoraron el año pasado. Los domignos tienen su mercado en donde puedes degustar comida típica del sudeste asiático (pero no a precio asiático).

Cacao French Guayana

De vuelta en Asia 🙂

Después de unos días por ahí, rehice camino hacia atrás ya que tenía que volver a Paramaribo a coger mi avión de salida de Sudamérica. Paré en Kourou, en donde hay una estación espacial en la que puedes asistir a la experiencia única de un lanzamiento espacial.

Kourou lancement fusée

No es mía la foto: conseguí la selecta invitación pero no pude ir

Kourou couchsurfing

Con mi host francés viendo el atardecer en Kourou

Sunset Kourou

Atardecer en la playa de Kourou

Halloween en Kourou

Halloween en Kourou

MONTAGNE DES SINGES

Vista desde la montaña de los monos: al fondo, la estación espacial

También puedes hacer un pequeño trekking a la montaña de los monos, visitar el centro espacial o ir a las Islas de la Salvación, en donde te puedes quedar a dormir con tu hamaca o tu tienda. Muy autóctono y auténtico, y muy caro, como propio de Francia.

Iles du salut Kourou

Las 3 maravillosas Islas de la Salvación, cerca de Kourou

Ya desde aquí volví a la ciudad fronteriza de Saint Laurent du Maroni. Pasé varios días paseando por la ciudad al lado del río (casi mar) y fui hacia el noroeste del país visitando pequeños pueblos de la zona hasta la playa de Les Hattes, en donde se juntan río y mar. Aquí se pueden avistar (en la época adecuada) tortugas de cuero (leatherback turtles).

Leatherback turtles french guaiana

Estas magníficas tortugas que yo, por supuesto, no pude ver

Les hattes platje

La playa del relax, Les Hattes

Y después de más tiempo del esperado en “Francia”, volví a Paramaribo a coger mi vuelo hacia Trinidad y Tobago, en el Caribe, dejando atrás Sudamérica.

Trinidad

Voy a ser específica con el título ya que no fui a Tobago, no tuve tiempo. Trinidad es más local, más salvaje, menos paradisíaco (si piensas en el Caribe), pero más auténtico. Aquí lus habitantes vienen de todas partes: africanos, indios, serbios, sirios, chinos… Es un compendio sin igual.

Tiene muchos puntos preciosos que visitar, normalmente concentrados en la zona norte, como Chaguaramas (con su catedral de bambú), Las Cuevas, Blanchisseuse, Toco

Port of Spain Trinidad

Bus escolar en Puerto de España

Maracas Beach Trinidad

Playa Maracas, a la que va la gente de Puerto de España pero bastante horrible fuera del agua

Las Cuevas beach Trinidad

La playa de Las Cuevas es preciosa, larga, más escondida y poco más lejos que Maracas

Blanchisseuse beach Trinidad

Playa de Blanchisseuse en la que no había nadie

Yo te creo

Detrás de cada hombre con éxito, hay una mujer sin nada que llevar

En la parte sudeste del país hay una pequeña joya llamada Mayaro a la que me empeñé en ir (para disgusto de mi host) en busca de una larga carretera de palmerales a cada lado que me encandiló.

Mayaro beach Trinidad

Una de las playas de Mayaro

Palmtrees road Mayaro Trinidad

La preciosa ruta de palmeras de Mayaro

Palmtrees road Mayaro Trinidad

Y más, y más, y más…

Como mi host tenía una casa en la isla de Gaspar Grande, allí que nos fuimos en una balsa de plástico en donde estuvimos a punto de perder la vida, pero esto es otra historia.

Balsita de Chaguaramas a Gaspar Grande

4 personas en la balsa de 2… Luego pasa lo que pasa

Gaspar Grande fishing Trinidad

Pescando sin caña en Gaspar Grande: nunca imaginé que me gustaría pescar

Gaspar Grande host

En esa casita del fondo a la izquierda nos quedábamos, con embarcadero y sin ningún vecino habitando nada

Y poco más de sí me dieron los 10 días en Trinidad. Básicamente te los pasas atascado en el tráfico, es el peor sitio del mundo que he visto a tal efecto: entre 4 y 6 horas al día parados en el coche.

Como tenía tan poco tiempo, decidí que no iría a Tobago, que es la parte del país en donde están las playas azules cristalinas y la naturaleza inagotable, y ya que no quería conocer a medias ambas islas, me quedé sólo en Trinidad.

Además, no os lo he contado, pero hace un par de meses me escapé una semana a Aruba, y ahí tuve bastante de Caribe paradisíaco.

Aruba

Las Islas ABC (Aruba, Bonaire y Curaçao) son 3 reliquias del Caribe. Yo me fui a Aruba cuando estaba por Venezuela, por la proximidad. Es una isla pequeña, llena de playas con el agua como el de los anuncios de las Victoria´s Secret, en donde puedes recorrer todo en moto en dos días y visitar todas las atracciones naturales que tiene.

Beaches Aruba

Playitas escondidas que encuentras en esta isla repleta de playas paradisíacas

Chilling en Aruba

Anocheciendo en la playa

Chilling en Aruba

La típica foto, what can I say?

Parque Nacional Arikok

Parque Nacional Arikok, una belleza absoluta

Obviamente, también tiene cientos de actividades para turistas bastante caras y relacionadas con fiestas y deportes de agua.

Dos playas Arikok

En el Parque Nacional de Arikok, dos playas convergen en una sola

Playas Aruba

Baby beach, playas y más playas

Grapefield beach Aruba

Grapefield beach, una playa desierta con olas y preciosa

Grapefield beach Aruba

El grupo

Con éstos me movía

Con éstos me movía

Adiós Aruba

Adiós Aruba

Y con esto y un bizcocho, voy llegando al final de mi segundo viaje por el mundo… ¡QUÉ AGOBIO!

Y mañana, vídeo 😉

 

Comments are closed here.